sábado, 17 de mayo de 2008

Ayuntamiento de Badajoz. Juan José Sierra.

DE CÓMO UN ALCALDE QUEDÓ "IMPRESIONADÍSIMO" EN UN PLENO EN QUE SE DEBATÍA POLÍTICAS DE IGUALDAD.
Hace algo más de un mes, el que esto escribe, presentó una moción en nombre del grupo PSOE-REGIONALISTA ante el Pleno del Ayuntamiento de Badajoz con la idea, algo "ingenua," de que se nos aprobase la creación de una oficina delegada en el IMSS para llevar a la práctica ciudadana las políticas de igualdad comunicando que estas políticas se harían a través de programas contra la discriminación múltiple, por un lado, y, por otro lado con programas de sensibilización y concienciación para la población, a través de los agentes sociales, fomentando el intercambio de información y buenas prácticas con establecimiento de redes entre las organizaciones que están en la lucha contra las desigualdades, para mayor eficacia. Sin olvidarnos de que en esa oficina delegada exista los asesoramientos jurídicos necesarios en razón de los casos administrativos que se presenten debidos a denuncias sobre violencia de género, por cualquier discriminación o simplemente para ayudar en la burocracia que lleva consigo el problema de los "sin papeles" o la gestión e otros asuntos relacionados con la igualdad.

Todo lo dicho anteriormente se afirma en cumplimiento de la Ley de Igualdad de Género en todas sus líneas transversales.

Uno, lleva ya en política varias decenas de años, y el que esto lea se sorprenderá que haya puesto la palabra "ingenua" al pensar que se podía aprobar esta moción por mayoría absoluta de todos los miembros de nuestra corporación. Y todo ello por la importancia que hoy tienen las políticas de igualdad para todas las Instituciones, tanto a nivel local, como regional, como nacional, como a nivel comunitario de Europa, como en los niveles de todas las Organizaciones Mundiales (ONU, UNESCO, FAO, UNICEF, etc.). Y sobre todo porque es un mandato legislativo por una ley orgánica aprobada por unanimidad en el Congreso y el Senado. Pero sobre todo, y siguiendo con mi "ingenuidad", por todo el bagaje humano y social que la Ley encierra y añado más, aunque lo considero secundario, porque su aprobación, sería una baza político-electoral para el equipo gobernante del PP ante la ciudadanía. Y ni por esa.

No solo se negó la aceptación del contenido de la moción sino que en el transcurso de la defensa de la misma, para más "INRI," hubo una interrupción brusca por parte del Sr. Alcalde que dirigiéndose a mí exclamó: "D. Juan José, estoy impresionadísimo por todo lo que está diciendo". En un primer momento y siguiendo con mi ingenuidad, por brevísimos instantes, pensé que lo que yo estaba diciendo realmente le estaba impresionando porque cuando me toca defender algo que habla de defensa de la convivencia social o de la participación ciudadana me "cargo" de intensidad y emotividad. Pero al mirarle contemplé su rostro entre burlón y sarcástico, un rostro al que todos estamos acostumbrados a ver cuando se dirige a la oposición porque "a la oposición, ni agua". Casi un mes más tarde volvió a las andadas antidemocráticas, prohibiendo hablar a nuestro portavoz, cuando se le preguntaba por la reorganización de su equipo de gobierno, incluso, prohibiendo estuvieran al aire los micrófonos.

Yo si que quedé impresionado humana y políticamente hablando: ¿por qué se actúa así? A la hora del no- diálogo y del no- consenso el gobierno local se lleva la palma. No quiere aprender de otras Instituciones cercanas (léase Diputación de Badajoz, Asamblea de Extremadura) no gobernadas por el PP en donde se llega o se abren caminos de diálogo o de consenso.
Pese a estos hechos seguiremos en la lucha porque este Ayuntamiento acepte ser el gran observatorio ciudadano desde donde se puedan ver las enormes desigualdades que coexisten entre la ciudadanía y la enorme y urgente necesidad de promover y difundir los valores en que se basa la igualdad entre mujeres y hombres, mejorando la comprensión entre ellos en cuestiones relacionadas tanto con la discriminación directa como con la indirecta, basadas en el género y con la discriminaciones múltiples por razón de la etnia o raza, los nacionalismos, las creencias políticas o religiosas, la orientación sexual y el "edadismo". (sobre esto último escribiré algo más adelante. El término significa discriminación en razón de la edad). Lo haremos a través de propuestas de planes que sean necesarios, de políticas a seguir para conseguirlo y seguimiento de las mismas para su evaluación. Nuestra democracia exige y requiere la participación igualitaria de toda la ciudadanía y esto se consigue con cambios profundos que afecten a los valores y a las actitudes de las mujeres y hombres, siendo esto la única forma en que podamos conseguir una sociedad auténticamente igualitaria por la transmisión de valores y actitudes igualitarias.
La Ley de Igualdad y las consiguientes políticas de igualdad ha llevado consigo la modificación de varias leyes y muchos decretos que están entrando en vigor. Pero quedan algunas Instituciones Locales, entre ellas la nuestra, que ni siquiera tiene una concejalía de y para la igualdad. Habrá que ir pensando que no se tiene aquello en que no se cree. Y yo creí, otra vez "ingenuamente", que aunque no hubiera una concejalía responsable de políticas de igualdad, se podría crear una oficina delegada. Buen chasco me llevé. Pero seguiré en ello.

Juan José Sierra Romero.- Concejal grupo PSOE-REGIONALISTA
Ayuntamiento de Badajoz.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes escribir un comentario en este blog. En la medida de lo posible debes intentar ser constructivo, evitar los comentarios malsonantes y los insultos. Muchas gracias por colaborar.