sábado, 16 de febrero de 2008

Entrevista de Piedras con Raices a José Luis Velilla Sanz, en relación con los CHOZOS.

Realizamos la entrevista a Dº José Luis Velilla Sanz, Biólogo Ambiental y en la actualidad Diputado en la Asamblea de Extremadura dentro del Grupo PSOE – Regionalistas y Vicesecretario General  de Coalición Extremeña PREx-CREx.
En primer lugar, queremos agradecerle el interés que ha demostrado usted y su grupo político por incluir dentro de la agenda política extremeña un tema que para nosotros es de suma importancia e interés y, además que haya contestado  a este cuestionario de preguntas que hemos elaborado con la intención de conocer algo más de nuestro pasado y de nuestro presente en la conservación de nuestra arquitectura popular.

¿En qué contexto general puede ser entendida la figura de los chozos extremeños?

Si tuviera que definir una sola de las características o de los valores que resaltan en este tipo de construcción, destacaría que podría ser considerado un "fósil viviente" del pasado más reciente de nuestro acervo cultural; un fiel testigo de la historia y la cultura de nuestro pueblo que nos habla de su forma de vida, de su trabajo, de sus sentimientos, de sus raíces y, sobre todo, de la relación directa del hombre con su entorno natural. No podemos pasar por alto que los elementos utilizados para su construcción son básicos, abundantes y cercanos al lugar donde se encuentran; por eso ponemos definir este tipo de construcción  como la Arquitectura de lo disponible. En este sentido podemos afirmar que los chozos son algo más que arquitectura: son creencias, son valores y saberes. Podemos decir sin miedo a equivocarnos que el chozo es una de las señas de identidad del pueblo extremeño y por eso debe  ser protegido y conservado como un legado que se pueda transmitir a las futuras generaciones de extremeños.


¿Cuál fue la razón que le impulsó a usted y a su grupo a presentar una Proposición No de Ley  (PNL) para proteger los chozos Extremeños?

Las razones se pueden considerar de dos tipos: personales y políticas. Las personales, porque se trata de un tipo de construcción que me ha acompañado durante toda mi vida, y todo ello como consecuencia de que mi familia  (desde mi bisabuelo) vivió del ganado ovino y de los productos que de él se extraían (lana, carne, leche). De  hecho los chozos de bálago de centeno, de escobones de retamas siempre han estado presentes en mis juegos y en mis sueños infantiles. Para mí son el testimonio de mi origen rural y me permiten formar parte de la memoria colectiva de los extremeños. En cuanto a las razones políticas, el hecho de estar comprometido con la defensa de mi tierra desde la más absoluta convicción me ha llevado a indagar y estudiar multitud de facetas sociales, culturales, gastronómicas, arquitectónicas que conforman la identidad extremeña y por eso, desde el mismo momento en que los ciudadanos extremeños me eligieron su representante, no he parado de realizar propuestas que, por otra parte, se encuentran recogidas  dentro de lo que es el cuerpo programático de nuestra organización política. Una de ellas es la defensa de la arquitectura vernácula y, sobre todo, de esa arquitectura que  desde los organismos se considera "menor". Al no tratarse de grandes construcciones, como castillos, iglesias, palacios (que, por otra parte, ya cuentan con protección), eran  sistemáticamente dejadas en el olvido y nosotros pensábamos que era necesario iniciar una campaña de reivindicación de nuestra vivienda más emblemática, porque no podemos olvidar que este tipo de construcción, en sus diversos estilos, se encuentra desde el norte de Cáceres hasta el sur de Badajoz, es decir, es el nexo de unión de nuestra historia y de nuestros sentimientos.

¿Nos puede resumir en qué consistía dicha PNL?

Se trataba de que la Junta de Extremadura  se comprometiera, en primer lugar, a la realización de un inventario de los chozos que se encuentran en nuestra región con la finalidad de conocer su número, su estado de conservación y los diversos tipos existentes.

En segundo lugar, se instaba a que este tipo de arquitectura fuera incluida y reconocida como Bienes Inventariados del Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, de acuerdo con la ley 2/1999 del Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura.

En tercer lugar, solicitábamos la cooperación y la colaboración de todas las Administraciones Públicas (Diputaciones, Ayuntamientos, Mancomunidades) y organizaciones privadas con el fin de dar a conocer este rico patrimonio a todos nuestros ciudadanos. Éste sería el primer paso para lograr la rehabilitación y el mantenimiento de este tipo de construcción, que podría ser utilizado como un recurso no sólo cultural, sino también económico a través de su transformación en aulas de la naturaleza, albergues, refugios, etc.…

Tal y cómo lo ha descrito parece que sólo se tratara de conocer sin más su número y sus características, en definitiva parece como si se tratara de un museo estático. ¿No han contemplado que pueda ser  utilizado desde otras perspectivas?

Por supuesto. Somos partidarios de crear una fuerte interrelación entre el patrimonio arquitectónico y el desarrollo rural y, por tanto, económico. Somos conscientes que este tipo de patrimonio puede ser el catalizador de numerosas políticas de desarrollo local que estarían recogidas dentro de lo que hoy en día se considera desarrollo sostenible.

¿Podría indicarnos algunas de las repercusiones que tendría esta política en el ámbito local?

Voy a indicar sólo las que considero positivas porque debe Usted entender que toda actuación externa cuenta con  riesgos.
Destacaría la creación de museos etnográficos, ferias y exposiciones. Movilización del capital humano para restaurar y recuperar no sólo los chozos, sino otros edificios y monumentos singulares a través de la colaboración con  Escuelas Taller y  Casas de Oficio, por lo que incardinaríamos a las nuevas generaciones en su conocimiento y respeto. Se trataría de apostar por políticas y actuaciones integrales que abarquen los aspectos naturales, ecológicos, arquitectónicos, turísticos, laborales, sociales, etc.…

Desde su punto de vista, ¿considera posible una protección total de este patrimonio?

Sé que la respuesta que voy a dar puede generar una fuerte polémica, pero aun así no  voy a  ocultar lo que pienso. Entiendo que en primer lugar es necesario inventariar y catalogar de un modo exhaustivo todo lo existente, independientemente de su grado de conservación y, sólo después y tras establecer criterios objetivos, consensuados y dialogados con personas y colectivos defensores de este tipo de arquitectura, actuar. Pienso que aunque todos tengan el mismo valor cultural, no todos van a tener la misma posibilidad de conservación. No podemos olvidar que todo aquello que no aparece documentado no existe, por eso nuestro primer objetivo ha sido luchar por realizar un buen inventario.

Para finalizar, ¿cree usted que las medidas adoptadas por la Administración Regional permitirán recuperar este Patrimonio?

Estoy convencido de que éste es el camino a seguir. Primero: inventariar; segundo: establecer criterios objetivos de recuperación y rehabilitación y tercero: ayudas desde los presupuestos Generales de la Comunidad para recuperar los elementos más representativos de la arquitectura popular extremeña.
 Y para terminar me van a permitir una licencia poética: "Se protege mejor lo que se ama, y sólo se ama lo que se conoce". Esta es la filosofía que anima a los regionalistas extremeños


1º.- Una vez ha comenzado la singladura de la VII legislatura de la Asamblea de Extremadura y en la que tres diputados regionalistas del PREx-CREx defienden la idea de la región y de las cuestiones que redundan en el reforzamiento de la identidad extremeña, he de indicarles que mi primera actuación ha sido investigar sobre la PNL que se aprobó hace más de dos años y, he de tranquilizarles puesto  que he recibido el compromiso por parte de los responsables de la Consejería que en el próximo período de sesiones tendremos noticias muy satisfactorias en relación a esta PNL.

2º.- Estamos confiados en que los compromisos adquiridos en la Asamblea de Extremadura se lleven a efecto, por lo cuál no entra dentro de nuestros cálculos que no se vayan a cumplir los cuatro puntos que fueron aprobados en su día. En el hipotético caso de que esto no ocurriera desde nuestro grupo político continuaremos en la línea de seguir reivindicando el respeto, el conocimiento y la rehabilitación de nuestra arquitectura popular.

3 comentarios:

  1. Me parece una excelente idea intentar preservar los chozos por ley.
    Siempre estas edificaciones de tipo pastoril estuvieron cerca de mí, pues mi niñez tramscurríó en un entorno en el que los chozos se encontraban diseminados por los campos de mi querido pueblo Zarza la Mayor.
    Ahora que hasta el musgo está preservado como un elemento natural autóctono, los chozos, en sus variantes más diversas, también deben preservarse para ser consevados y podamos utilizarlos con fines didácticos, culturales o para actividades de ocio y tiempo libre.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, señor Velilla. estamos en julio de 2016. ¿Recuerda lo que le dije?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1/8/16 19:57

    Qué fue lo que le dijo si se puede saber? Estamos en ascuas

    ResponderEliminar

Puedes escribir un comentario en este blog. En la medida de lo posible debes intentar ser constructivo, evitar los comentarios malsonantes y los insultos. Muchas gracias por colaborar.