miércoles, 23 de noviembre de 2011

GUILLERMO FERNÁNDEZ VARA


La imagen de Monago a hombros de Parejo, Carrón y Álvarez es de un “catetismo” que produce vergüenza ajena. Está el PP de Extremadura exultante de alegría porque la crisis le ha otorgado una victoria holgada ante el abandono de las huestes socialistas que han dejado solos a sus líderes ante la pasada convocatoria electoral. Se creerá el Pp que la victoria es merecida por los servicios que han prestado a esta nuestra Extremadura. Si es así están muy equivocados. No dejaron de echarle en cara a ZP que su victoria en 2004 fue única y exclusiva consecuencia del atentado de la T4. Hasta ayer mismo la Presidenta de la Comunidad de Madrid se refería a esta cuestión para decir que cuando el Pp dejó el gobierno por el “atentado” dejó las “arcas llenas”. A ZP le avalaba una trayectoria en la oposición de colaboración con el Gobierno de José María Aznar, curiosamente lo contrario que ha ocurrido con la oposición de Mariano Rajoy que ha sido absolutamente desleal e incluso rayante con una actitud de desprestigio no sólo del presidente del Gobierno, al que han ridiculizado hasta la extenuación, sino de la propia consideración de nuestro país. Sus mensajes negativos lo hemos estado pagando caro en los mercados al colocar nuestra deuda soberana, y han contribuido a la subida de la prima de riesgo, cuestión que nos ha perjudicado a todos y obligado al Gobierno a tener que utilizar la tijera para recortar, incluso, en las prestaciones salariales de los empleados públicos, que ha significado a la postre el retroceso del electorado de izquierdas, en el que más de cuatro millones de votantes, se han abstenido o han otorgado su voto a otras formaciones políticas distintas del PSOE.



He tenido la ocasión de estar en la pasada legislatura en la Asamblea de Extremadura, como Diputado, no liberado, del Grupo Socialista-Regionalista. He visto cómo Guillermo Fernández Vara, al que ahora los populares “piden su cabeza”, a pesar de tener una holgada mayoría otorgó al entonces jefe de la oposición todo tipo de participación en los grandes temas que afectaban a nuestra región, llegando a facilitarle acuerdos en diversas materias. Ha sido Guillermo el principal valedor de José Antonio Monago en la Cámara en una legislatura en la que, Monago, acababa de llegar a la Presidencia de la Junta. Monago se limitó a sacarse fotos con Guillermo y a copiar su forma de actuar y de hacer las cosas, pero trabajar, lo que se dice trabajar, más bien poco. Perdonó Guillermo muchas cosas, quizá demasiadas a José Antonio. No quiso hacer leña en algunos momentos críticos del popular. Prohibió determinados comentarios en el entorno del grupo parlamentario, y sufrió estoicamente cuando desvelaba públicamente Monago aspectos privados de conversaciones mantenidas.



Es absolutamente injusto el trato que el PP está otorgando al actual líder de la oposición y Secretario General de los Socialistas Extremeños. Pedir su cabeza, es demostrar el miedo atroz, el pánico que el PP tiene a Guillermo. Sustituir a Guillermo en el PSOE sería un craso error. Guillermo no es el culpable de la debacle socialista, al menos no sólo Guillermo. Guillermo sustituyó a Juan Carlos Rodríguez Ibarra con el apoyo del PSOE y no cambió nada al PSOE. Los órganos del partido surgieron de los congresos con los delegados elegidos por los órganos de siempre. Guillermo intentó hacer la política de otra manera distinta de su predecesor, intentando ser cercano a la gente utilizando para ello todas las posibilidades que tenía a su alcance, tradicionales y utilizando las nuevas tecnologías. La gente se lo reconoce y Guillermo cae bien a todo el mundo y se le reconoce que es ante todo “buena persona”. Los populares están intentando manchar el honor inmaculado de Guillermo y, por esa vía sólo conseguirán que Guillermo les arrebate lo que la crisis le ha otorgado en la primera ocasión que tenga. Al tiempo!

Estanislao Martín Martín. Secretario General de Coalición Extremeña Prex Crex



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes escribir un comentario en este blog. En la medida de lo posible debes intentar ser constructivo, evitar los comentarios malsonantes y los insultos. Muchas gracias por colaborar.