jueves, 28 de febrero de 2008

políticas de igualdad en el Ayuntamiento. Juan José Sierra

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES Y POLITICA LOCAL
El año 2007 fue declarado por el Parlamento y el Consejo europeos como "Año Europeo de Igualdad de Oportunidades para todas las Personas" con independencia de su sexo, edad, origen racial o étnico, orientación sexual, creencias religiosas o discapacidad, teniendo en cuenta las distintas maneras en que hombres y mujeres experimentan y sufren la discriminación, tanto la directa (tratar a una persona peor que a otra por cualquiera de los motivos de discriminación), como la indirecta (cuando por un criterio u otra causa se pone a una persona en desventaja por discriminación).
En esta legislatura, ya terminada, ha tenido lugar la aprobación por el Parlamento español, a iniciativa del Gobierno de la nación, de una ley orgánica importantísima: LEY DE IGUALDAD ENTRE MUJERES Y HOMBRES. En esta Ley se regula el derecho a la no-discriminación por razón de sexo. La Ley establece la integración del principio de igualdad en todos los objetivos y actuaciones de la política educativa, de salud, de vivienda, de acceso a los medios de comunicación, a las nuevas tecnologías y a los bienes y servicios y, teniendo como fin, la paridad en todos los órganos que componen las instituciones públicas y privadas de nuestra sociedad actual. Esta Ley ya está en marcha y ha llevado consigo la modificación, por la inclusión del principio de igualdad real, de veintidós leyes estatales. Sin embargo queda aún un largo camino por recorrer en la lucha por la no-discriminación, sobre todo en el orden de los salarios ( (sueldos inferiores para las mujeres en un 28%) y el empleo (mayor desempleo en las mujeres).
Este caminar hacia la igualdad ha implicado a todas las instituciones, tanto locales, como regionales, como nacionales y europeas, sin olvidarnos de todas las iniciativas de la ONU por su defensa perenne de los derechos humanos ante cualquier hecho discriminatorio.
Y volviendo al primer párrafo de este escrito sobre el "Año europeo para la Igualdad de Oportunidades de las Personas" diremos que el Consejo de Municipios y Regiones de Europa ha elaborado y está promoviendo el cumplimiento de su contenido "LA CARTA EUROPEA PARA LA IGUALDAD DE HOMBRES Y MUJERES EN LAVIDA LOCAL". El contenido de la Carta, su fundamento y objetivos deberán ser aplicados a las competencias de los gobiernos locales en colaboración con el conjunto de las organizaciones no municipales con el fin de emprender, todos juntos, acciones concretas a favor de la igualdad de hombres y mujeres que produzcan un impacto sobre la vida cotidiana de las personas. En los diversos artículos de la Carta se exponen todo lo que constituye participación igualitaria en la vida política y cívica, luchando con los métodos pedagógicos adecuados para la desaparición de los esterotipos tradicionales en los distintos roles. Todo ello lleva consigo el reconocer por parte de la institución local, de manera tajante, que está prohibida la discriminación por motivos de sexo, raza, origen social o étnico, religión, opiniones políticas, etnias nacionalistas, discapacidad, edad u orientación sexual. En el año 2005, este Consejo de Municipios y Regiones, creó un instrumento para ser utilizado por las entidades locales llamado "la ciudad por la igualdad" que contiene una metodología para llevar a cabo políticas de igualdad, que ya se están aplicando en muchos Ayuntamientos europeos y también españoles, y basándose en ella todos los artículos de la Carta citada. Como Administración Pública, deseamos que nuestro Ayuntamiento
se adhiera a esta Carta Europea por todo lo que significa su contenido.
La clausura del "Año Europeo para la Igualdad de Oportunidades", a nivel de España, se celebró en Madrid en el Congreso de Diputados, el pasado 14 de diciembre con la presencia de todos los representantes de las organizaciones implicadas en la lucha contra la discriminación. El que esto escribe estuvo presente como vocal de Consejo Estatal de Personas Mayores. En este encuentro se abordó todo lo que el Año nos había legado y los retos que aún nos quedaban de cara al futuro. Se elaboraron estas conclusiones;
- Ha habido avances en cuanto a la ampliación de derechos. Sin embargo se necesita un impulso decidido por parte de las Administraciones Públicas para que la ciudadanía los perciba como consolidados y los asuma como propios e irrenunciables, como una parte más de sus derechos como ciudadanos,
- Como estrategia conviene lanzar a nivel social y en nuestro caso, a nivel local, un debate sobre la cultura y la Ley que deje bien claro que la lucha contra la discriminación nos afecta a todos. El debate a plantear deberá responder a la pregunta ¿qué sociedad queremos construir?,
- Conocer a fondo las diversas situaciones del rechazo para superar la ignorancia. Para ese conocimiento debemos emplear un ejercicio como es el de ponerse en la piel del otro que sufre discriminación y a continuación pensar sobre la clase de sociedad que estamos construyendo,
- La lucha contra el racismo y la xenofobia debe hacerse de forma firme y continuada, estando vigilante ante cualquier síntoma para atajarlo y afrontar las causas que lo hayan producido.
- Los colectivos que sufren discriminación deben estar unidos siempre y apoyarse unos en otros.
- No confiar solo en los avances legislativos y normativos que se han dado y seguirán dándose porque nos pueden relajar. La legislación da seguridad y legitimidad en la lucha contra la discriminación pero necesita de una labor continuada de puesta en práctica.
- Impulso decidido a llevar a cabo medidas positivas a favor de personas en situación de desventajas.
- Estamos a tiempo de afrontar el reto que supone la educación por la concentración de alumnos inmigrantes. La segregación a edades tan tempranas en la escuela puede producir un problema muy grave en nuestra sociedad. Hay que atajarlo a tiempo. Lo mismo ocurre con la segregación laboral. No podemos permitir que ciertos trabajos sean bolsas de empleo precario para inmigrantes, para mujeres y para discapacitados.
- Aumento de las políticas de viviendas protegidas o de bajo alquiler. Sin barreras arquitectónicas.
- Mejorar el sistema de homologación de títulos académicos de los inmigrantes para no desaprovechar sus capacidades.
- Mejorar todo lo concerniente al derecho al voto ya que estamos conviviendo con ciudadanos que pagan sus impuestos y cumplen con todas sus obligaciones.
- Combatir el "edadismo", es decir, discriminación por razón de edad. Es muy grave que la sociedad aparte a personas cuya experiencia es absolutamente válida para el desarrollo social. La discriminación de las personas mayores es de las más complicadas de afrontar porque tiene la característica de ser invisible ya que ellos mismos no se reconocen como discriminados. Se les necesita partícipes en la construcción de nuestra sociedad ayudando a mejorarla y poniendo el acento en la organización de relaciones intergeneracionales.
Es necesario que este problema lo afrontemos entre todos rechazando los tópicos de siempre porque, en definitiva, somos iguales, somos diferentes, somos personas. La discriminación nos puede afectar a cada uno, a nuestros familiares, amigos o compañeros de trabajo. Luchemos por una sociedad más justa y más igualitaria.
Juan José Sierra Romero.- Concejal del grupo PSOE-REGIONALISTA. Ayuntamiento de Badajoz.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes escribir un comentario en este blog. En la medida de lo posible debes intentar ser constructivo, evitar los comentarios malsonantes y los insultos. Muchas gracias por colaborar.